Blog

IGUALES (La semana más orgullosa de Nave 73)

Este año, durante la primera semana de Julio, organizamos nuestra programación en torno a “Iguales”, una muestra que, a través de la escena, nos enseña, nos reeduca y nos divierte, ayudándonos a romper tabúes y a conquistar nuevos horizontes en nuestra lucha por la visibilidad LGTB en la sociedad.

Desde el 2 hasta el 7 de Julio, cuatro montajes diferentes pisarán nuestra sala: la discriminación, las dificultades al exponerse a la sociedad, el enfrentamiento con la familia, el sexo y la muerte son los temas que, con buenas dosis de humor y drama, tocaremos en “Iguales”.

[box color=black]MONTAJES[/box]

 

[button color=black]La cena[/button]

Imprimir

Silvia y Ana, Pareja desde hace unos años, reciben esta noche la visita de los padres de Ana.

Ella ha sido la que los ha invitado porque tiene que contarles un secreto que lleva tiempo ocultando… sólo a ellos. Silvia, que conoce este secreto, decide ayudarla a confesarlo. Aunque Ana tiene el discurso pensado, nada saldrá como esperaba…

Mientras, en otro lugar de la ciudad, un grupo de personas participan en un documental…

 

 

 

[button color=black]Mis padres no lo saben[/button]

Mis padres no lo sabenMis padres no lo saben es un viaje intenso por trozos de vida de personas normales, que sienten, viven, sufren, aman, odian, recuerdan y olvidan como todo el mundo. Las historias que recoge esta obra demuestran que queda mucho por hacer, que la situación no ha cambiado tanto porque sigue habiendo muchos gays, lesbianas y transexuales en este país que siguen sufriendo por lo mismo que otros sufrieron hace ya muchos años. Historias pegadas al corazón sobre seres humanos como tú, que se abren para contarnos su historia.

Mis padres no lo saben es un espectáculo basado en el libro homónimo de Marce Rodríguez y Mariola Cubells (Plaza & Janés, 2009).

 

 

[button color=black]El amor es bonito… de lejos[/button]El amor es bonito...

La obra calbalga entre el romanticismo y el género fantástico

Joaquín habla a Juan, que ha sido su pareja sentimental durante algo más de diez años y que acaba de morir, a consecuencia de una operación, en la habitación de un hospital.

Juan, muerto a los 37 años, habla a su amante, Joaquín, cuando éste muere casi cuarenta años después, cuando ya rebasa los setenta.

En la acción no existen los conceptos de tiempo y espacio, aunque se desarrolla entre 1980 y 2020 y los escenarios, siem­pre irreales, recuerdan el lugar donde acaecieron las muertes.
La acción se divide en dos instantes entrelazados. La primera a cargo de Joaquín, ante el cadáver de Juan, y la segunda a cargo de Juan, cuarenta años más tarde.

 

[button color=black]Desnudando a los clásicos[/button]desnudando

Desnudando a los Clásicos, obra programada oficialmente por la organización del orgullo 2013, es un acto íntimo teatral donde podremos disfrutar de los secretos más íntimos, de la verdadera identidad del SER de esa verdad que los autores de los textos clásicos no desvelan para protegerSE de las censuras morales de la época, pero que los propios personajes, embriagados por esos textos despiertan en ellos y ellas la necesidad de transmitir los sentimientos que les habitan y hacer de ello un acto íntimo con el deseo de compartirSE y hacer mas visible la igualdad.

Para alcanzarlo, los actores que interpretarán a estos personajes, deberán imbuirse en el texto como arqueólogos dejando al descubierto el pudor del autor y regalándole la verdad al espectador (parientas y parientes), celebrando así el ritual de la generosidad. AceptandoSE, desnudándoSE, recibiendoSE. Pudiendo SER cualquier personaje sin tener que vestirSE, atrezarSE, producirSE. Con sus cuerpos desnudos transmitirán a las parientas y parientes ese deseo por conocer-los, por descubrir a esos escritores, que en su intimidad un día escribieron lo que hoy podemos compartir disfrutando de este acto íntimo.