Blog

I Festival Internacional de Teatro Clásico de Madrid

Desde el 29 de Julio de 2013, hasta el 4 de Agosto de 2013, Nave 73 acogerá la primera edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Madrid.

Ante la caída de la oferta cultural madrileña durante los meses estivales, Nave 73, con su vocación renovadora e instigadora de la recuperación de Madrid como faro internacional de las artes escénicas, lanza este Festival, que repasará clásicos del Siglo de Oro desde un prisma contemporáneo y experimental.

Este año, el Festival girará en torno a la figura de Lope de Vega, genio entre los genios del teatro universal. Su verso dramático, inteligible y cercano lo hace idóneo para abrir la primera edición de un festival de estas características.

“Fuente Ovejuna”, “El caballero de Olmedo” y “El perro del hortelano” son las obras que hemos elegido desde la dirección, todas ellas revisadas y adaptadas a un espacio no convencional, como es Nave 73. La situación actual, que limita económicamente los grandes espectáculos clásicos, nos lleva a retrotraernos a los orígenes del teatro antiguo, al espacio, la imaginación, lo sencillo (que no simple). Buscando nuevos lenguajes, nuevas formas de atacar el texto clásico, estos montajes utilizan diferentes lenguajes contemporáneos, tanto de forma como de fondo, con el objetivo, ya no de contar historias diferentes, sino de complementarlas y unir varias corrientes escénicas, para hacer un teatro de búsqueda, asequible, cercano y diferente.

 

Fuente Ovejuna

IMG_8532

La propuesta gira entorno a la idea de la asamblea: el lugar originario, tanto en el teatro como en las polis griegas, para tratar los temas que preocupan al ciudadano. Un espectáculo basado en la “fisicidad”, en la carnalidad, lejos de convencionalismos y que inquiere directamente a la sensibilidad del espectador. Fuente Ovejuna, Ensayo desde la Violencia intenta movilizar al público desde el movimiento del actor. Una nueva forma de percibir un espectáculo que crea una óptica de la interpretación del verso barroco. La palabra, así, adquiere aún más dimensión de la que, a priori, pudiera tener.

 

 

El caballero de Olmedo

 

La sociedad experimenta la Guerra CristeCartel caballero teatro navera en una provincia mexicana. En medio del conflicto, los habitantes de Medina celebran su fiesta. Es ahí donde Alonso e Inés se conocen y se enamoran uno del otro. Rodrigo, el prometido de Inés, advierte la presencia de Alonso, el joven forastero que viene de Olmedo, a quien temen hombres y toros, a quien adoran las mujeres, a quien dedican canciones y festejos.

Una corrida de toros se presenta, Alonso y Rodrigo se enfrentan en el ruedo.

¿Cómo puede un hombre ser aclamado sin perder la justa dimensión de la vida? ¿Cómo puede un hombre conservar la cordura si ha perdido la dignidad?.

En medio de la guerra civil, hombres y mujeres viven las pasiones del amor.”

 

 

 

El perro del hortelano

 

Cartel El Perro para la web¿Cómo hubiera representado El Perro del Hortelano una compañía de cómicos pobres en la época de Lope de Vega…?

Hubieran desplegado su tenderete, intentando llegar a todo tipo de público, desde mendigos y mercaderes a cortesanos; cambiando vertiginosamente de vestuario y usando complementos y máscaras para poder representar todos los personajes de la obra con tan sólo cuatro actores…
Y sobre todo, sin remilgos ni tapujos, hablándoles directamente y haciéndoles partícipes de la acción.
Esa es la divertida propuesta que 300 Pistolas lleva a cabo con este montaje.

Diana, joven condesa de Belflor, vive en su palacio rodeada de doncellas y sirvientes. Dos pretendientes quieren casarse con ella: el Marqués Ricardo y el Conde Federico, su primo. Pero Diana no se acaba de decidir. Un día descubre que Teodoro, su secretario, está enamorado de una doncella suya, Marcela. Movida por los celos, se encapricha de Teodoro, a pesar de que éste pertenece a una clase social inferior; Teodoro, ambicioso, duda entre sus sentimientos por Marcela y las insinuaciones de Diana, aunque sabe que se trata de un amor en principio imposible, ya que los códigos de honor del siglo XVII obligaban a una noble a casarse con alguien de su misma clase social.?

¿Qué pasará entre los dos?